domingo, 20 de febrero de 2011

Y una vez me paso....

Venias entreverado, confundido, sensible, en Soldati moría gente, y viste esos ojos, viste esas piernas, la viste…

Vos macho formado, te desarmaste, vulnerable la dejaste correr, y ahí fuiste atrás…

Horas de charlas, horas de pensarla, horas de no saber pero desearla, horas de confusión y más muertes usadas que hicieron doler.

Un abismo alejándote de la masa que te daba fobia y de pronto, arrancaste, diciendote que no sabias porque pero si sabias, fuiste a buscar esos ojos entre miles de personas…

Y vos que siempre salías bien parado, vos que no te quemabas más con ningún fuego, te dejaste, te dejaste sabiendo que ahí ibas, a ella, a sus sueños, a su deseo, a su sangre de hembra fuerte.

Un largo tiempo cuidándote de no mirar a quien te haga romper la jaula segura y ella entro pateandolo todo…

Bestiario.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y a todos alguna vez nos pasa... Es un asalto inesperado.
Como dice ciert canción, hay personas que tienen "la chispa adecuada".

anaeb dijo...

a todos nos paso, de una u otra manera .... excelente !!!!!

Anónimo dijo...

No a todos les pasa, lamentablemente el dejarse caer implica una predisposición que no abunda. También es necesaria una Ella con sus horas para charlar y decir eso. Y un él, vulnerable macho argentino, para saberla ver.
Complicado que pase, no imposible, quizá glorioso.

Anónimo dijo...

Una Ella muy fuerte, un El muy paciente, dos de corazón grande...Una amalgama difícil de disgregar!

Yo todavía espero que me suceda, en cada mañana, en cada mirada, en cada conversación.

Besos

Euge

galez dijo...

en el mismisimo infierno macriduhaldista... tan tierno como tensionante

El Griego dijo...

Permítame decir que me gustó mucho el texto, y si me lo permite, lo comparto.

Saludos Serranos.

Kauak dijo...

simplemente que sea amor... y mañana se vera.